lunes, 28 de septiembre de 2015

perro de nadie, perro de todos

Soy un perro sin hogar, no tengo nombre, algunos me llaman “callejero” porque vivo en la calle. Todos los días camino grandes distancias en busca de comida, lo que sea que alivie el hambre que siento; el agua estancada es la fuente que calma mi sed. A veces tengo sueño y quiero dormir, entonces busco una sombra para protegerme de los rayos del sol, casi siempre es debajo de los carros aunque termino manchando de grasa; ya hace tiempo que deje de echarme en las banquetas de las casas o bajo los árboles porque a las personas no les gusta verme ahí, me espantan tirándome agua (la que a mí me gustaría beber). Una vez me lanzaron agua caliente sobre el lomo y sufrí de dolor muchos días, me curé porque mi compañero de calle (quien murió hace meses atropellado) me lamía las heridas; lo extraño mucho, era mi mejor amigo.

Hoy hace calor y estoy escondido debajo de la escalera de un edificio, me siento seguro aquí, los vecinos nunca se asoman, así que aunque el lugar está algo sucio, me quedaré hasta que me sienta mejor de mi pata, que me arde y se me pone roja, tal vez sea un hongo de esos que dan mucha comezón; me gustaría darme un buen baño, aunque sea de lluvia. Cuando estoy dormido aveces sueño cosas bonitas, que corro con muchas ganas por grandes terrenos, junto a otros compañeros, ladrando y jugueteando, mientras mi olfato percibe un olor muy dulce. Cuando estoy despierto y sin nada qué hacer, observo compañeros caminando con sus amigos humanos, se ven tan felices, tan fuertes, tan seguros, y pienso que a mí también me gustaría ser parte de alguien que me quiera de verdad; me gustaría tener un hogar!, comer y beber hasta sentirme satisfecho, dormir largo rato boca arriba sobre una superficie limpia y fresca, correr y ladrar de vez en cuando para que mi familia sepa que estoy feliz. 
Si alguna vez nos encontramos en el camino, échame una mano!, dame de comer, ofréceme agua para beber, báñame, cúrame, llévame a esterilizar, regálame una caricia, habla bien de mí, encuéntrame un hogar, hazme una camita de cartón cuando hace frío, permíteme descansar a la sombra frente a tu casa, acéptame, edúcame, cuídame, adóptame, Haz algo por mí! Lee, pregunta, infórmate y aprende más de mí, cómo soy y qué necesito... ¿Y sabes que haré yo? ¡Te amaré con locura y viviré siempre agradecido!

CASTRA, ADOPTA, EDUCA, PROTEGE. SÉ UNA PERSONA RESPONSABLE.

PALABRA CLAVE: JUSTICIA.- ""El justo cuida de la vida de sus animales domésticos, pero el malvado tiene crueles intenciones hacia ellos.".- Proverbios 12:10.-☺mega

lunes, 24 de noviembre de 2014

desde los hombros de mi padre

(para Emiliano, amado hijo de su padre)

Desde los hombros de mi padre...

Miro desde lo alto, alcanzo el cielo,
me muevo como un gigante;
cuál miedo? cuál frío? cuál desamparo?
Fuerte, fuerte, fuerte!
así soy yo mientras su cálido abrazo me envuelve.

Soy chiquito mas el alma la tengo ensanchada,
mientras observo el mundo
con grandes esperanzas.

Desde los hombros de mi padre...

Todos los verbos se conjugan en presente,
a su lado lo tengo todo!
mi hogar en su mirada, mi paz en sus palabras.
Ningún obstáculo me detiene!
desde los hombros de mi padre...

-----
Estos versos pretenden ser un recordatorio de la importancia que tiene el padre masculino para sus hijos e hijas; él representa el eje, el centro, el motivo que sostiene la vida de sus pequeños, tanto que su ausencia o desapego físico y emocional produce una enorme inseguridad en el niño o la niña, sentando las bases para desarrollar una personalidad inestable. Las madres en el afán de que sus hijos e hijas crezcan y tengan un sano y feliz desarrollo, deberán seleccionar cuidadosamente la figura paterna que moldee, sin violencia y con el ejemplo, el carácter de ellos y los prepare para una vida responsable y equilibrada.

PALABRA CLAVE: PADRE.-"Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de tiernas misericordias y el Dios de todo consuelo"- 2Co.1:13.☺mega

miércoles, 29 de octubre de 2014

Ayotzinapa la herida abierta de Guerrero, que no duele, que no sana

Más pueblo, más pobre, más olvidado, saqueado, escarnecido, torturado.
Desde las entrañas de la tierra, hasta el fondo del abismo,
Asomándose los cadáveres de la certeza, llamados justicia y paz.
No entiendo, íbamos bien; qué nos pasó?
De madrugada viendo caer el edificio de las glorias y los avances,
Cimientos que no lograron resistir el sismo de la codicia del poder.
Me temo que somos rehenes de vándalos auto-nombrados "gente bien";
Somos la tierra sembrada de espinos de odio, atraso y resignación.
Mas la duda persiste: qué fue en realidad lo que nos pasó?
No sabemos, no hay quién explique, sólo hay fotos aquí y allá;
Fotos que no explican nada, que han convertido a Guerrero en un circo,
En una historia tragicómica de chistes y maldiciones, de dimes y diretes.
Comedia movilizada al saqueo, a la denostación, a las piedras y a las llamas.
Teatro de recintos, discursos, democracia fallida, y bla bla bla.


No me dueles Guerrero,
Me duelo yo, me duele mi vida, me duele mi conciencia,
De no haber hecho mi parte para construir sólidos cimientos,
De esperar a que otros lo hicieran por mí, de seguir esperando,
De saber que no haré nada,
Porque me falta valor, decisión, convicción o, tan sólo ganas?
O porque mientras yo estoy bien, qué importa si los demás no lo están?
Me duelo de mí, de saber que antes del camino de la violencia y de las balas,
Hay el camino del respeto, de la solidaridad, de la verdad, de la compasión,
Que no recorrí, que no enseñé a otros a recorrer, que no promoví, que no viví.
Ayotzinapa en pie de lucha, hasta que la herida sane, si es que la dejan sanar.

PALABRA CLAVE: JUSTICIA.-"¡Qué mal les va a ir a esos gobernantes que descuidan a mi pueblo y lo destruyen! Jamás se preocupan por él. Al contrario, se comportan como esos pastores que abandonan a sus ovejas. Les advierto que voy a castigarlos, porque abandonaron a mi pueblo en manos de otras naciones."- Jeremías 23:2.-☺mega